Expo Construcción Yucatán 2018

Blog

 

Tres tips básicos para participar en una feria comercial.



Para el emprendedor, las expos representan el mejor ámbito para captar prospectos y socios para su negocio. Más que desperdiciar incontables días y dinero volando por diferentes ciudades para reunirse con clientes –activos y potenciales–, puedes usar las ferias comerciales para ubicar a los proveedores bajo un mismo techo. Así, en tres días lograrás hacer lo mismo que en seis meses o un año. Desde luego, no puedes simplemente dirigirte a la expo o feria más próxima con una laptop y unas muestras de tu producto en la mano, esperando maravillar a la multitud. Si quieres lucirte como expositor –y obtener premios, menciones en la prensa, cuentas nuevas o aliados estratégicos–, se requiere cierta planeación previa. Para ello, considera el siguiente checklist.


Haz una misión de reconocimiento

Una vez que te registras para montar tu propio stand, es hora de diseñar una estrategia. Revisa la lista de expositores y el programa de la zona de demostraciones para ver los clientes potenciales, socios y proveedores que te gustaría conocer en el evento, y luego búscalos. Puedes enviar un correo electrónico a las compañías con las que le gustaría entrar en contacto, incluyendo el número de su stand y una solicitud para fijar fecha y hora para reunirse. En la Expo Construcción puedes separar un espacio en el Centro de Negocios, un lugar pensado especialmente pare estos encuentros. Pregúntale a tu asesor de ventas sobre este beneficio.

Crea un discurso irresistible

Una gran demostración no es nada sin un discurso inspirado y con gancho que presente la solución a la necesidad de un cliente específico, de preferencia en un minuto o menos. Un video demostrativo también puede funcionar bien. Se trata de una excelente manera de mostrar tus productos con ayuda de un teléfono móvil o tablet, si tienes que hacer una demostración improvisada fuera de tu stand. Sólo una advertencia: un video debe durar menos de tres minutos y, lo más importante, debe tener convicción y energía.

Planea y aprovecha al máximo tu stand.

Un gran error que cometen los novatos es sobrecargar sus stands con muebles e inventario. Tienes que dejar suficiente espacio como para que la gente interactúe contigo. Eso implica que debe haber espacio para tu personal, las demostraciones que realices y, por supuesto, los visitantes. Toma en cuenta que muchos de ellos andarán cargando bolsas llenas de flyers, muestras y productos. Para no sobrecargar el stand, haz con anticipación un plano de éste; ve más allá y reproduce el modelo exacto en tu oficina, colocando cinta adhesiva en el piso como guía de cada área. Ojo: colocar una mesa rectangular a lo largo del frente de tu stand, básicamente equivale a decir “no entres”. En vez de eso, acomoda mesas grandes contra el fondo o un costado del espacio que ocupes.

Un stand simple y limpio, que sea luminoso y llame la atención, es clave; en ocasiones, la gente ha estado de pie todo el día y lo único que quiere es sentarse. Por eso, sé ese acogedor oasis de tranquilidad en medio del caos, donde las personas puedan relajarse, y quizá permanezcan por ahí un poco más para charlar.